persusnibaes - Fútbol Sideral
  Persus Nibaes
  Libros de Poesía
  => Libro PerroMuerto
  => Implosión o todo vuelve a ocurrir
  => Si el Universo fuera Finito
  => Vacuidad
  => Algoritmo de la Vacuidad
  => Metafísica del Universo en un Poema o Conversaciones con Dios
  => Acerca del Panóptismo de Dios y mi Revelación sobre Eso
  => Fútbol Sideral
  => Virus
  => Anorgásmica
  => Antimetáfora
  => Esquizofrenia
  => El papel confort es necesario en toda relación matrimonial
  => El Título NO Debe ser más Grande que el
  => Javier
  => Vieja
  => Max
  => La Noche
  => Cuando Muerto
  => Beso del Dragón
  => Pena
  => Cajón Cerebral
  => A la Mierda con Bachelard
  => Hoy No quiero ir a Verte
  => Peor Pensamiento
  => Extinción de los Hombres
  => Priapista o por eso me decían Trípode
  => No te Olvides de Mí
  => Los Eyaculadores
  => El Onanista
  => Soltero de por Vida
  => Ataque de Asma o Inhalador
  => Extinción del Lenguaje
  => Intermedio
  => Yo Poeta
  => La Putaciencia
  => Último Mail
  => Reina Negra
  => Mujer
  => Libro Canción del Perro Sepulturero
  => Gong Electrónico o Juego del FuegoEterno
  => Barco Astral
  => Árboles Sentados
  => Fuego
  => Nude
  => Leonidas
  => Poema Triste
  => Sordo
  => Sangre de Grado
  => Opereta de tu Desaparición o Qué hago sin ti? o Residuos Nucleares
  => ViudaBlanca
  => MujerÁngel o Quimera
  => De Sueños o las Cuerdas de la Realidad Componen mi Canción
  => Pila del Millón de Siglos que no Recogí
  => DiamanteNegro o si Pudiera Darte Algo que Sirviera a tus Ojos
  => PosoNegro de Ratas y Gusanos
  => Satanás o de Por qué Plata vale más que Dinero
  => Canción del Perro Sepulturero que Cantaba con sus Ojos
  => Libro EnOjo
  => Oda a los Basurales
  => Árbol
  => Esta Poesía
  => Modern Times Rock and Roll
  => Hombre
  => Libro Piernas
  => Teoría de la Antimusa
  => Renuncia
  => El Ángel Eléctrico
  => Serpiente de Fuego
  => Déjame Bajar
  => Cíclope
  => Muñeca de Seda
  => Celos
  => Virgen
  => Gótica
  => Obsesión
  => Conjuro
  => Liturgia
  => Veo
  => Vicio (Onanismo Canábico)
  => Medias Negras
  => Libro Poemas con Espinas
  => Hojas Blancas
  => El Hombrecaballo
  => Nocreo
  => De Unos y Ceros
  => Cascos Azules
  => Yo vengo…
  => Suspiro, o lamento por los Cisnes de Valdivia
  => La Nueva Era
  => Memoria al Fuego
  => Murieron Todos
  => Malditos
  => War
  => Hace treinta años…
  => Allende Salvador
  => Enfermo por la Historia
  => Chile es un País
  => Lamento de Guachos Tristes
  => Ciudad de Naipes
  => Hijo de la Guerra
  => Premonición
  => Carne para Perros
  => Miedo
  => De un Fuego sin Humo
  => Como una Tragedia Griega
  => Nicanor en vez de Pablo
  => Quédate
  => Conocí el Amor
  => El Bosque Negro
  => Libro Cuaderno de Santiasco
  Cuentos
  Análisis Crítico de su Obra
  Mira algunos amigos en el resto del mundo
  Publicaciones Electrónicas
Resultó q la pelota la pateaban para cualquier parte y el prefería quedarse sólo escribiendo a ir a cometer errores en otros calentadores y otros baños y entonces comenzó un juego sin reglas mas q pegarle a la pelota de primera y sacaron la pelota de la calle y fuimos tras la plaza pero sólo pegándole de primera y en eso el balón llegó hasta la cancha y había espectadores miles y era todo un flujo de tiros limpios sólo de primera y me ubiqué frente del arco y vino la pelota hacia mi y la agarre con el empeine y de un tiro seco a tres dedos la clavé en un ángulo y terminó el juego y me rodearon y eran todos como elfos y uno a uno se presentaron y pude recordar bien y uno me dijo te estábamos esperando y comprendí q el juego nunca fue al azar sino q estaba milimétricamente calculado y uno de ellos se enojó y se fue y vi dos raíces cuadradas caminar juntas al robot y en el cielo un planeta como Júpiter con anillos como Saturno pero q no era Júpiter ni Saturno sino q tenia una presesión de los equinoccios como Marte y la Tierra y bueno se odiaban como Marte y la Tierra pero se atraían como Marte y la Tierra y en fin la Tierra contaminó a Marte con un virus extraño q atrapa los pensamientos y le llaman seres humanos y en la Tierra tenían derecho de soñar y cuando pienso en los elfos pienso en los poetas y bueno uno de los elfos se fue enojado conmigo por mi gol
Nibanianos 24071 visitantes (55617 clics a subpáginas) que vinieron hoy
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=